El E-cochaski

Notas socioambientales del Perú (y allá)

El Comercio | Cese de operaciones formales en mina de Milpo causa caos ambiental en sierra de La Libertad agosto 31, 2010

Denuncian que la compañía no realizó plan de cierre de concesión en Sayapullo. Ante esto los mineros informales se multiplicaron de 800 a 3.000+

ImagenPor: Renzo Guerrero de Luna

31.08.2010 (El Comercio) | En Sayapullo se respira a óxido, a muerte. Ya en el camino se observa la agonía de la tierra cuando los cerros verdes se comienzan a tornar ocres y de ellos caen riachuelos marrones cargados de químicos, producto de la minería informal.

Muy cerca, en medio de la naturaleza aún viva, aparecen enormes montículos grises de desechos tóxicos que dan la bienvenida, recuerdo de lo que un día fue una productiva concesión minera. Y a pocos metros de todo ese paisaje adulterado por la fiebre del oro irrumpe Sayapullo, una localidad minera que vive expuesta a la contaminación.

La problemática en este distrito de la provincia de Gran Chimú, en la región La Libertad, se acrecentó en los últimos dos años debido al cese de operaciones de la Corporación Minera San Manuel, subsidiaria del grupo Atacocha. En el 2008 Atacocha fue adquirida por la Compañía Minera Milpo S.A.A., consorcio que dio prioridad a proyectos más rentables de este grupo, como los ubicados en Cerro de Pasco. Así, dejó en suspenso sus actividades en Sayapullo, lo que produjo la proliferación de la informalidad: de 800 mineros artesanales se pasó a 3.000.

La falta de autoridades que controlen a los informales y la presencia de toneladas de residuos tóxicos abandonados afectan las tierras y el agua que utilizan para subsistir más de 10 mil pobladores de los 28 caseríos con los que cuenta Sayapullo.

Daños ambientales
Ante esto se creó el Comité de Remediación Ambiental y Reinicio de Actividades Mineras de Sayapullo-Gran Chimú, formado por pobladores y autoridades de la zona. Esta organización denunció a Milpo y a los funcionarios de esta empresa que resulten responsables ante la Segunda Fiscalía Provincial de Prevención del Delito y Especializada en Materia Ambiental de Trujillo. Lo que buscan es que asuman sus pasivos ambientales y las consecuencias que se habrían causado en la comunidad.

Carla Rodríguez, asesora legal del comité, precisó que se interpuso la querella contra Milpo S.A.A., por tener ellos el control sobre el grupo económico, tal como lo consigna la Comisión Nacional Supervisora de Empresas y Valores (Conasev), y contra sus directivos.

Sin embargo, el origen del problema se presentó hace cuatro años. Rodríguez refiere que cuando en el 2006 la minera Sayapullo vendió al Consorcio Minero San Manuel la concesión, en el contrato se estipulaba que ellos debían hacerse cargo de los trabajos de remediación y manejo ambiental de las canchas de relaves y las bocaminas. “Al comprar Atacocha a San Manuel y, posteriormente, Milpo a Atacocha, la responsabilidad persiste”, señala.

Inspección
En mayo último representantes de la fiscalía, así como miembros del comité, la Policía Ecológica, la Autoridad Local del Agua, la Defensoría del Pueblo, Osinergmin y de la minera San Manuel y el grupo Milpo llegaron hasta la zona afectada y constataron que existen siete canchas de acumulación de desechos tóxicos (La Rosa, Vista Bella, La Catedral, Higospampa, entre otras) por donde transitan niños y animales; 5 bocaminas de acceso a las labores mineras, plantas de procesamiento, varios canales de aguas ácidas e infraestructura de campamentos y vías que hoy son utilizados por los informales.

Existen informes de Osinergmin y de la Autoridad Local del Agua de Chicama que señalan el grado de contaminación de las aguas. Mientras que el PH normal del agua es de 7, en algunas zonas de esta localidad los niveles son de 4,5 y hasta de 2,8 , lo que revela una alta acidez. No obstante, el proceso está estancado y tendría para unos meses más, según fuentes de la fiscalía.

Lo mismo sucede con la investigación que realiza la Autoridad Local del Agua de Chicama, entidad que ya recibió el descargo de Milpo S.A.A. sobre la contaminación en las aguas del río Sayapullo y la quebrada El Palto.

En Sayapullo esperan que ambos procesos se resuelvan pronto. La población en su gran mayoría pide que retorne la formalidad, ya que con ello regresará el orden. Mientras eso ocurre, los niños y la población en general seguirán conviviendo con la contaminación, rogando para que no suceda una tragedia ambiental, si ya no es muy tarde.

La respuesta de la Minera Silpo
La Compañía Minera Milpo S.A.A. respondió a las acusaciones que se hacen en su contra y que forman parte de una denuncia por no cumplir el cierre de la mina San Manuel.

A través de un comunicado, explicó que la denuncia es infundada porque Milpo no tiene concesiones mineras bajo su titularidad, y que en todo caso es accionista de compañía minera Atacocha S.A.A., propietaria de San Manuel, como muchas otras personas jurídicas y naturales.

Según señalan, ni Milpo ni Atacocha son titulares de las concesiones mineras y que en todo caso tiene que ser San Manuel, que es parte del grupo económico tal como lo señala la Conasev, la que responda. Añaden que este plan de cierre de San Manuel ya es revisado en el ministerio de Energía y Minas.

Tomado de:
http://elcomercio.pe/noticia/631651/cese-operaciones-formales-mina-milpo-causa-caos-ambiental-sierra-libertad
Fecha de publicación en El E-cochaski:
Martes 31 de agosto de 2010

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s