El E-cochaski

Notas socioambientales del Perú (y allá)

MIGUÉLEZ, Carlos | Fiebre de los recursos en Perú. Proyecto Conga diciembre 21, 2011

20.12.2011. (Un periodista que quería ser futbolista. Blog de Carlos Miguélez) | Las protestas en Perú continúan aunque la multinacional Newmont haya suspendido su proyecto Conga, en la mina de oro y cobre de Yanacocha. El gobierno del presidente Ollanta Humala mantiene el estado de excepción para “garantizar el orden público y el acceso a los servicios básicos”. Los manifestantes de Cajamarca creen que la multinacional gana tiempo mientras el presidente Ollanta Humala militariza su gobierno para apaciguar a la población y retomar un proyecto que le reportaría al Estado peruano hasta 15.000 millones de dólares por los años previstos para el proyecto de  explotación de oro, informa El País.

Los manifestantes fundamentan su oposición al proyecto en que pone en peligro las reservas de agua del subsuelo de las que depende la población local para su consumo diario y para usos agrícolas. La multinacional Newmont, accionista de Yanacocha junto con la peruana Buenaventura, argumenta que el proyecto contempla la construcción de cuatro embalses para cubrir esas necesidades y que las reservas de agua serán incluso del doble que en la actualidad.

Algunos activistas cuestionan la credibilidad del estudio de impacto ambiental que el gobierno de Humala, que se oponía a la actividad minera como candidato a la presidencia y que ahora la apoya, encargó al Ministerio de Energía y Minas.

YANACOCHA, NO ES LA PRIMERA VEZ

En 2003, habitantes de la región de Ilo, Perú, demandaron ante una corte estadounidense a Southern Peru Copper Corporation, a la que responsabilizaban por  muerte y enfermedades pulmonares que provocaba la emisión de dióxido de sulfuro y partículas de metales pesados en las aguas y los aires en la región de Ilo, Perú. Se apoyaban en la Alien Tort Claims Act de Estados Unidos, una ley de 1789 que permite llevar a las cortes de Estados Unidos demandas por violaciones de derechos humanos contra extranjeros. En esa ley se apoyaron los ciudadanos nigerianos que demandaron a Shell y a Royal Dutch por violaciones graves de derechos humanos.

Los demandantes peruanos consideraban que la actividad de la minera estadounidense iba en contra de costumbres asentadas en derecho internacional por violar el derecho a la vida, el derecho a la salud y el derecho a un desarrollo sostenible.

La demanda fue desestimada, como también lo fue el recurso, pero este tipo de demandas aumentan. No sólo en cortes de Estados Unidos, sino también en las de otros países donde están registradas multinacionales vinculadas con casos de esclavitud, de daños al medioambiente, de complicidad con policías y militares en actos de represión y de otras violaciones graves de derechos humanos.

La fiebre de riquezas de la tierra como el oro y el cobre puede provocar desplazamientos forzados, casos de corrupción de multinacionales a representantes políticos, a la policía y a órganos judiciales, en detrimento de los derechos de las comunidades locales. En suma, pueden poner en peligro derechos de pueblos indígenas que Naciones Unidas reconoce. Algunos tribunales empiezan a basar sus sentencias para estos casos en declaraciones que apoyan el derecho colectivo de los pueblos a su tierra y a la gestión de sus propios recursos.

—-
Tomado del blog personal del periodista Carlos Miguélez
Fecha de publicación en El E-cochaski
Miércoles 21 de diciembre de 2011

Anuncios
 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s